Dia 3 dieta preboda. Objetivo más cerca

Hoy ha sido un día genial, me he levantado de buen humor, ya no tengo hambre ni ganas de picar y he podido cumplir a rajatabla el plan sin sufrir demasiado.

El desayuno y el almuerzo han sido como siempre, mi batido casero con cacao en polvo sin grasa ni azúcar. antes solía almorzar unas rosquilletas o una tostada pero llevando el batido estoy bastante satisfecha. desde hoy he cambiado a la leche sin lactosa, porque la verdad es que la leche no me sienta demasiado bien en general y no me la quiero jugar.

 

A la hora de comer tenía 2 huevos fritos (con muuuuy poco aceite), un poco de jamón y un par de langostinos cocidos. Parece poca comida pero la cantidad la pongo yo y os garantizo que no he tenido nada de hambre.

La merienda ha sido de nuevo un batido. Aquí si lo he pasado un poco mal porque el peque y mi futuro marido han decidido tirar la casa por la ventana y acompañar su merienda de unos ositos de goma de Haribo, sin contemplaciones! Y claro, yo miraba ojiplática y deseosa de que un osito cayera en mis manos…

La cena ha llegado antes de lo que esperaba (se me ha hecho corta la tarde) y hoy tenía sepia a la plancha. Podía añadirle perejil picado con aceite pero he preferido un poco de mayonesa, y cuando digo un poco es eso: un poco, una cucharada no muy grande. Porque la vida no está hecha para contar calorías pero tampoco para pasarse de calorías, no?

Después de cenar me he puesto a trabajar porque tenía cosas pendientes así que a estas horas me queda poco para ir a la cama con los deberes hechos. Mañana tengo reunión a la hora de la comida… veremos!

 

Buenas noches!

 

Anuncios

Empezamos la aventura: día 0 dieta de la novia

hace ya más de 4 meses que decidimos la fecha de la boda y me prometí a mi misma quitarme esos quilos de mas que el embarazo, la falta de ejercicio y el helado habían traído a mi vida.

En estos cuatro meses he abandonado malos hábitos alimenticios como el picoteo, la comida rápida y los bollos pero con todo y con eso no he conseguido eliminar lo acumulado. Todo el mundo dice que para estar delgado no hay que hacer dieta, todo el mundo que no necesita hacer dieta, vamos. Porque yo he seguido esos preceptos de dieta sana durante cuatro meses y solo he conseguido bajar una talla de ropa y apenas dos kilos.

Siguiendo ese precepto no iba a llegar a mi meta de quitarme los 15 kilos que todavía me quedan para llegar a mi peso pre maternidad así que he decidió tomar cartas en el asunto y ponerme a dieta.

Lo primero que he hecho (yo soy gorda pero responsable) es un análisis completo para ver mi estado general de salud. Como intuía estoy sana como una manzana (4 meses de vida saludable en algo tenían que notarse, no?), colesterol malo bajo, colesterol bueno un pelón alto (según mi medica la situación ideal), hierro perfecto, ácido úrico tirando a bajo, triglicéridos en el límite inferior, azucar perfecta y ni un asterisco en todo el análisis. Vamos que lo podría enmarcar y enseñárselo a la gente que por mi aspecto cree que solo como dulces y fritangas 🙂

Con el análisis en la mano empezamos la dieta, si, es sábado pero los sábados son el mejor día, ya que puedes enfadarte sin temor a perder tu empleo, no? Y empezando la dieta empiezo también el blog.

Cada día intentare actualizar aunque sea muy breve con mi estado de animo, mi menú y mi peso si toca pesarme.

Mi peso inicial es de 90’8 kilos, mido 1’67m y tengo 31 años, como intuís por lo de novia soy mujer, trabajadora y madre. Vamos, una española media que tiene un problema medio: no me valen los vaqueros del Zara.

Mi reto: perder kilos sin perder la salud ni la paciencia.

Mi objetivo: lucir perfecta el dia de mi boda.

Como lo voy a hacer? Pues eso aún no lo se, si me vas leyendo lo descubriremos juntas!